¿Qué es un Smart-Building?

Un edificio inteligente es aquel que desde su concepción en el diseño, y su materialización, a través de sus instalaciones y sistemas, permite una gestión controlada y automatizada de su funcionamiento,  con el fin de aumentar la eficiencia energética, la seguridad y la accesibilidad, entre otras cosas, mejorando notablemente el confort y la calidad de vida de las personas que lo habitan.

El Smart Building consiste en primer lugar, en  integrar y agrupar el control de los suministros energéticos y el resto de servicios con la finalidad de una mejora en confort y una reducción en consumo energético.

Además, cuando hablamos de confort y bienestar, hablamos de la condición  ideal para nuestra salud en: calidad de aire, temperatura, humedad , iluminación , nivel de sonido, seguridad y todos aquellos requerimientos necesarios para desarrollar nuestras actividades, teniendo en cuenta también la calidad de espacios y la relación con nuestro entorno y ambiente.

Generalmente, en edificios diseñados y materializados sin tener en cuenta estas premisas iniciales, tienen como consecuencia desconsiderados consumos de energía, además de desmejorar la calidad de vida y la salud de quienes lo habitan.

Por ello un edificio Smart utiliza una serie de innovadoras técnicas que mejoran la comodidad de los ocupantes, al mismo tiempo que reducen el consumo de energía , disminuyen el impacto ambiental y aportan positivamente a su entorno.

Por ello , el factor humano de un edificio también influye en su categorización como espacio inteligente y la logística entre los elementos humanos que se encargan de su mantenimiento, vigilancia, e interacción. Sin el factor humano no existe edifico inteligente.

Volver a noticias